Masajes

Cuando uno piensa en el concepto de bienestar, una de las actividades que suele venir rápidamente a la mente es el masaje. Es una práctica muy placentera y relajante, que incluso tiene beneficios demostrados para la salud. Vamos a repasar algunas de esas ventajas, tanto al nivel psicológico como al nivel físico.

Hay muchos tipos de masajes, desde el más suave que se asemeja a una caricia, al más intenso que somete el cuerpo a fuertes presiones y tensiones. La primera categoría produce un placer inmediato, que combina la estimulación de zonas placenteras del cuerpo y la relajación de tensiones. La segunda categoría puede ser menos agradable durante la sesión, pero produce una relajación posterior que en sí puede ser muy placentera.

Una de las consecuencias de hablar de una técnica relajante y placentera es que suele ser un buen medio para ayudar a luchar contra el estrés, e incluso contra la ansiedad.

<< Regresar